a) Denominación del proyecto o actividad

Recuperación del Eremitorio de San Bartolomé en Rocaforte

b) Naturaleza y finalidad del proyecto

Restauración de la Ermita de San Bartolomé y consolidación de los edificios en ruina anexos a la ermita. Este eremitorio es uno de los primeros asentamientos franciscanos en la Península Ibérica, fundado por San Francisco de Asís en su peregrinación a Compostela. La restauración de este paraje supone la recuperación del origen de uno de los elementos patrimoniales más singulares de Navarra, no sólo por su naturaleza románica sino por ser el primer monasterio franciscano en la Península, y fundado por el propio santo. Su consolidación supondría no sólo la restauración de la ermita, usada habitualmente para las romerías, sino también, la recuperación de la hospedería para los habitantes de Rocaforte, sin perder de vista su vinculación con el Camino de Santiago, que pasa a escasos metros. Esto supone la recuperación de parte de nuestra identidad histórico-cultural navarra.

c) Descripción del proyecto

Breve reseña histórico-artística

San Francisco de Asís vino a España entre 1213 y 1215, acompañado de Fray Bernardo de Quintavalle y otros frailes. En Rocaforte, la antigua Sangüesa La Vieja, pararon a dormir, topándose con un pobre enfermo. El Santo le ordenó a Fray Bernardo que se quedará allí, en la ermita de San Bartolomé, para cuidarlo hasta que regresaran de Compostela.

Según relata el capítulo III de las Florecillas de San Francisco de Asís: “Al principio de la fundación de la Orden, cuando los frailes eran pocos y aún no tenían conventos, San Francisco fue de peregrinación a Santiago de Galicia. Llevó consigo a algunos frailes de los cuales era uno Fray Bernardo. Por el camino encontró a un pobre enfermo, y encargó a Fray Bernardo que se quedase allí cuidándolo. Volviendo San Francisco de Santiago, encontró a Fray Bernardo y al enfermo con que lo había dejado que ya estaba perfectamente sano, encomendándoles la fundación de este convento”.

La Orden franciscana, que acababa de fundarse, no tenía asentamientos estables, salvo el de Santa María de la Porciúncula en Asís. Por lo que el eremitorio de San Bartolomé de Rocaforte sería el primer convento estable de la Orden en el mundo, y primero en la Península Ibérica. Las fundaciones franciscanas son muy sencillas y generalmente situadas a las fueras de las ciudades.

La ermita de San Bartolomé fue construida en 1098 por orden del Rey Pedro I junto con otras tres iglesias, para conmemorar la victoria sobre las tropas musulmanas en Calasanz (Huesca). De las cuatro iglesias sólo se conserva ésta. Desde su fundación el 1214 fue habitada por los padres franciscanos hasta 1266, que se trasladaron a Sangüesa La Nueva donde fundaron un nuevo convento gótico. Aunque siguieron custodiando y guardando el eremitorio de San Bartolomé. En 1635 se reconstruye el convento entorno a la ermita con la vuelta de una comunidad estable a Rocaforte y en 1722 se construye un convento de planta tradicional, siendo habitado por los franciscanos hasta la desamortización de Mendizábal en 1822, cuando pasó a ser hospedería civil y luego establos, hasta la restauración de la Orden Franciscana en España en 1880, cuando les fue devuelto el eremitorio a la Orden Mendicante y atendido por los Franciscanos de Olite. Hasta que el 30 de julio de 2014, los Franciscanos OFM de la Provincia de Aránzazu (antigua Provincia de Cantabria) cedieron la titularidad del eremitorio de San Bartolomé al Concejo de Rocaforte.

El eremitorio consta de una sencilla iglesia de una única nave donde cabe destacar el ábside románico semicircular con pinturas murales así como los capiteles que marcan el acceso al presbiterio. La nave tiene dos pequeñas capillas laterales. Presenta una bóveda de lunetos con policromías, en algunas zonas muy mal conservadas. Como elemento curioso en el ábside se encuentra el tronco de una morera que según la tradición brotó cuando el bastón de San Francisco de Asís tocó el suelo de la ermita.

Entorno a la ermita hay una serie de edificaciones que nos hablan del primer asentamiento franciscano, luego transformado en convento de mayores dimensiones hasta convertirse en hospedería.

Actividad a realizar

La actividad a realizar es la recuperación total del eremitorio de San Bartolomé. Esta primera fase consistiría en la restauración de la ermita y la consolidación del resto de edificaciones anexas. En posteriores fases se abordaría la restauración del resto del conjunto monacal.

Para llevar a cabo con éxito y con rigor histórico este trabajo es preciso realizar:

_Levantamiento planimétrico: una exhaustiva toma de datos con base topográfica y geo-referenciada nos permitirá descubrir las trazas del primer asentamiento y de los sucesivos, así como tener una documentación real para poder trabajar y medir, además de detectar desplomes y problemas estructurales.

_Estudio histórico-artístico: que permita recopilar toda la documentación existente tanto antigua y actual, de manera que en la intervención arquitectónica no se pierdan datos y se pueda poner en valor el primer convento franciscano ahí existente. Esta investigación permitirá localizar y leer el primer asentamiento de San Bartolomé así como explicar la fundación y forma de vida de este sencillo asentamiento.

_Proyecto arquitectónico: junto con los estudios anteriores, el proyecto nos dirá cómo intervenir para restaurar la ermita y consolidar el resto del eremitorio de manera que no haya riesgo para la seguridad de las personas que lo visiten.

La restauración de la iglesia consistirá principalmente en:
-la sustitución de la cubierta por una de morfología similar a la original, es decir, a dos aguas, pudiendo recuperar el campanario de la ermita.
-la restauración de las pinturas murales de la cabecera
-la restauración y reintegración de las pinturas murales de la nave
-la rehabilitación de las edificaciones anejas a la iglesia como son la sacristía y el pasadizo del presbiterio hacia el primitivo convento
-la iluminación interior de la iglesia

La consolidación del eremitorio consistirá en:
-la retirada de todos los elementos que corran el riesgo de desprenderse (tejas, elementos de coronación, vigas…)
-la colocación de una puerta nueva de acceso al conjunto para evitar actos vandálicos como los que ya se han producido
-la ejecución de un drenaje para recoger el agua que baja de la montaña, evitando que entre en el conjunto monacal
-la consolidación de los elementos de coronación de la zona de la hospedería
-la colocación de una reja en el acceso al aljibe

Actuaciones transversales

Unidas a la intervención arquitectónica se van a realizar una serie de actividades, algunas de las cuales ya se han realizado otros años, para potenciar la importancia del eremitorio y concienciar no sólo a los autóctonos sino a toda la gente de la zona de la importancia de su recuperación así como transmitir y dar a conocer su valor:
_continuar con las visitas guiadas que se realizan los viernes de julio y agosto al eremitorio
_continuar con la romería de San Bartolomé (24 de agosto)
_señalización y protección del camino de acceso
_colocación de paneles explicativos de lo que es el eremitorio, por qué se funda y cómo se vivía, para explicar a las generaciones más jóvenes y a los paseantes su importancia
_señalización desde el Camino de Santiago, que en su ramal aragonés, pasa muy cerca, para que los peregrinos conozcan este hito histórico, fundación de San Francisco de Asís en su peregrinación a Compostela

d) Responsable del proyecto

Entidad solicitante: Concejo de Rocaforte, CIF: P-3128100 I
Responsable: Mº Eugenia Pérez Iriarte, Alcalde-Presidenta del Concejo de Rocaforte.

e) Razones para que esta actividad sea declarada de interés social

La restauración de este eremitorio supone la recuperación de uno de los enclaves histórico-artísticos más singulares de Navarra, no sólo por su importancia local si no también por su valor internacional, ligado a un gran santo, San Francisco de Asís, en su peregrinación a Santiago de Compostela.

La rehabilitación de este enclave pone de manifiesto la importancia de Navarra en el Camino de Santiago y el legado de éste en la configuración de Navarra y de sus monumentos artísticos creados a la vera del Camino.

La recuperación pretende involucrar a gran cantidad de personas:
_los lugareños, ya vinculados a esta ermita, pero para fortalecer los lazos de unión sobre todo de las generaciones más jóvenes y el reconocimiento de la importancia que tuvo Rocaforte o Sangüesa la Vieja en los albores del primer milenio
_los turistas, asociaciones, peregrinos,… a los que van dirigidas las vistas guiadas que se realizan los viernes de julio y agosto
_a las empresas locales (Papelera de Navarra) y a las situadas en el polígono de Rocaforte

Además se ha puesto en marcha la Asociación de Amigos del Eremitorio de San Bartolomé, pendiente estos días de su aprobación, y está ya construida la página web de la Asociación para facilitar la divulgación del conjunto y la obtención de fondos.

La intervención se plantea contenida en el gasto. El objetivo es que conforme se tengan fondos, se vayan acometiendo los estudios previos. El que estos trabajos estén dilatados en el tiempo y sujetos de la obtención de financiación, favorece la maduración de las conclusiones y de la forma de intervenir, de manera que no se pierdan datos históricos cruciales en la restauración, favoreciendo el rigor en la recuperación del monumento.

Es por esto que se plantean fases muy concretas:
_Levantamiento planimétrico
_Estudio histórico
_Redacción del proyecto
_Ejecución de las obras
_Acciones transversales (labores de difusión)

f) Cronograma del proyecto

DURACIÓN (MESES)
Levantamiento planimétrico: 4
Estudios histórico: 3
Redacción de proyecto: 3
Ejecución de las obras y DO: 8
Acciones transversales (difusión): 2

g) Presupuesto de ingresos y gastos

Gastos:

Levantamiento planimétrico: 7.000 €
Estudio histórico: 5.500 €
Redacción de proyecto: 8.750 €
Ejecución de las obras: 234.242 €
Acciones transversales (difusión): 2.000 €

TOTAL (sin IVA) 257.492 €

Ingresos:

Gracias a la obtención del sello MECNA y a la posibilidad de deducir las donaciones hechas, se pretende conseguir fondos de empresas asentadas en los polígonos de Rocaforte, y de particulares de la zona.

Como se ha comentado anteriormente, cada fase se ejecutará cuando se disponga de liquidez para hacerla. Es por esto que la intervención planteada aparezca tan fragmentada y no se pretenda acometer la restauración del conjunto en su totalidad, sino por fases.

h) Previsión de fuentes de financiación

Las fuente de financiación previstas son los particulares de la zona y las empresas asentadas en los terrenos de Rocaforte.

i) Otros datos de interés

La página web es: www.eremitoriodesanbartolome.es

Pamplona, mayo de 2015

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*